Trekking en el Jebel Saghro. Marruecos

JEBEL SAGHRO

De Ait youl a Tagdilt atravesando Bab n´ali

El futuro parque nacional del Jebel Saghro es un sistema montañoso présahariano de 2.700 m. de altura donde habitan las tribus de los Ait Atta y los Ait Sedrat, bereberes fundamentalmente nómadas aunque también existen familias sedentarizadas en las escasas zonas donde el agua ofrece la posibilidad de cultivar la tierra. Al finalizar el verano los nómadas se desplazan desde el Alto Atlas hacia estas montañas buscando los pastos con los que poder alimentar a sus rebaños de ovejas y dromedarios. Recorreremos un territorio de una singular belleza geológica que lo hace muy distinto a otras montañas, un territorio duro, de frío intenso en invierno y calor extremo en verano, con escasez de agua, raquíticas comunicaciones y un nivel bajísimo de desarrollo material de sus habitantes.


jebel saghroDÍA 1: MARRAKECH/KELAA MGOUNA
Recogida en el aeropuerto de Marrakech para ponernos en camino hacia Kasbah Itran en El Kelaa Mgouna, la “capital” del Valle de las Rosas. Cruzamos el puerto de Tizin Tiska de casi 2300 metros de altura y nos desviaremos de la carretera principal para visitar en primer lugar la Kasbah de Telouet y ya cerca de Ouarzazate la Kasbah de Ait Ben Haddu.
Noche enKasbah Itran.

DÍA 2: N-TADAKKITE
Transfert de Kasbah Itran a Ait youl, donde comenzaremos el trekking en direccción a Annou-n-igdat. En la aldea de Ichamrahen almorzaremos para continuar la travesía hasta la llanura de N-Tadakkite.

DÍA 3: ASSAKA N´AIT OUZZIN
Tras el desayuno continuamos la marcha a través del collado de Tizi n'Tdakkit , nos internaremos en las gargantas de Lmarss hasta Tagmout; almuerzo y continuamos hasta Assaka N'ait ouzzin.

DÍA 4: IGHAZZOUN
Por la mañana nos dirigimos a Tifadasin para recorrer unas bellas gargantas. Noche en Ighazzoun N'imlas.

DÍA 5: BAB N´ALI
De Ighazzoun N'imlass, recorremos las gargantas de M'guishasta Id Bab n'ali. Tras la comida iremos a visitar este fantástico monolito de piedra.

DÍA 6: IGLI
Atravesamos Akka N'oforar hasta Igli.

DÍA 7: ALMOU
De Igli nous cruzaremos el collado de Tizi hasta Almou N'ouareg

DÍA 8: KASBAH ITRAN
El ascenso continúa hasta la parte superior de Tizi N'ouareg, desde aquí descendemos hasta Tagdilt donde cogeremos el vehículo para regresar a Kasbah Itran.

DÍA 9: KASBAH ITRAN/MARRAKECH
Traslado al aeropuerto de Marrakech. (6 horas aproximadamente)



Mapa del recorrido por El Valle de Las Rosas Precio por persona:
Consultar.
Fechas recomendadas: de octubre a marzo.
No hace falta ser un experto montañero pero si contar con un buen estado físico y lo que es más importante, un espíritu muy abierto. Los viajeros marcharan a píe en jornadas de 6 a 8 horas siempre acompañados por el guía. Las mochilas serán porteadas por mulas.

Otros trekking en Marruecos: La cima y las gargantas del Mgoun, El cañón del Mgoun y el Valle de las Rosas, Aldeas amazigh.

DIARIO DE NUESTRO TREKKING EN EL SAGHRO

(...) Llegamos tarde a la Kasbah, ya anochecido por culpa del retraso en el vuelo, pero allí estaba Mohamed esperándonos, con todo preparado para hacer de nuestra estancia un sueño. (...)

Kasbah ItranAl pasar dentro nos quedamos maravillados por el ambiente acogedor que alli reinaba: velas a lo largo del pasillo, olor a incienso, una decoración fascinante y unas habitaciones aún más... Pero ahí no quedó la cosa, ya que nos esperaba la cena, consistente en sopa de primero y un tajine de pollo delicioso, seguido del imprescindible té. Visitamos brevemente la terraza bajo las estrellas y nos fuimos a dormir todos en paz con todo el mundo y nosotros mismos.
Al día siguiente otra sorpresa a la hora del desayuno: aceitunas, aceite de oliva, zumo de naranja, pan recien hecho, mantequilla, mermelada y una especie de churro parecido a los jeringos de Andalucia, acompañado de café y finalmente,té. Al poco me llamó Mohamed, diciendo que el guía y las mulas ya estaban preparados para nuestra marcha, así que cerramos nuestro trato y nos pusimos en marcha para cruzar el jebel Saghro.

trekking SaghroA la hora más o menos de andar y después de entablar toda la conversación que pudimos con un guía que no hablaba mucho nuestro idioma(nuestro amigo Javi se encargó de  hablar en francés con él, nos invitó a su casa y Abdo(así se llama), nos obsequió con un té acompañado de un excelente aceite de oliva y dulces típicos marroquíes. Despues de agradecerselo,nos pusimos en camino,y hacia las dos del mediodía paramos para la comida. Ante nuestra sorpresa improvisaron con unas alfombras y colchonetas un autentico comedor árabe en medio de un paso de montaña, increible.Nos descalzamos y comimos una ensalada,acompañada de sardinas y quesitos la vaca que ríe, amén de un par de rondas de tés.


SaghroCruzamos parajes desolados que nos recordaban el sistema Penibético en verano, yermos, con tierras y rocas de distintos colores. A las cuatro de la tarde, bajo una luz de película (un preludio de lo que se avecinaba), Abdo decidió que en vez de vivaquear en tiendas, pasaríamos la noche en una pequeña aldea donde habiamos llegado momentos antes, así que desempacaron todo lo que llevaban las mulas y nos instalaron en una sala dentro de la casa.Otro té y algunas fotos por los alrededores aprovechando la luz especial de la tarde..

La primera cena en ruta fue sopa y tajine de verduras,con naranjas con canela y platanos de postre,todo muy sano,acompañados de té. Después, primera ración de percusiones y cantos por parte de nuestros amigos.     Llovió toda la noche, demostrando así el buen criterio de Abdo y empezamos a bromear con ellos acerca de las canciones y la probabilidad de lluvia, por lo que decidimos que nosotros dejariamos de cantar a partir de ese día (desafinabamos mucho).     Subimos un collado y el paisaje comenzó a cambiar, aparecieron los cortados, cañones y estrechas gargantas.Ambiente húmedo y frío. Abdo sacó en un puerto de montaña las galletas árabes que a partir de ese momento iban a ser imprecendibles y motivo de diversas bromas con nuestro amigo Ramón, las Corishas.

aldea Saghro Un aguacero infernal nos sorprendió a cien metros de una casa,lo que obligó a Abdo a meternos a todos alli para el almuerzo. La casa era como una pequeña venta, o gite de etape en francés, regentada por un niño y un grupo de mujeres,las cuales desaparecieron al vernos, al lado de un oasis verde, lleno de almendros en flor, dentro de un cauce de un río y entre un caos de rocas y gargantas. Al amainar, nos pusimos de camino. El paisaje, con las nubes enormes y grises y todas las rocas mojadas era alucinante.Ya por la tarde, a eso de las cinco, llegamos a un valle encantador, rodeado de montañas y paramos en una pequeña aldea, para dormir en una gite de etape muy bien acondicionada. Las chicas compraron collares a una mujer berebere que se nos acercó.

trekking SaghroPara la cena, cuscus y fiesta hasta medianoche, con percusiones a base de platos,bandejas y garrafas de agua. Para entonces ya habian caido todas las barreras del lenguaje. Nos entendíamos perfectamente y bromeabamos todos con todos, especialmente nuestro estupendo cocinero, Locein, un autentico crac y la estrella de nuestro trekking.      El tercer dia fue en el que nos internamos auténticamente en el Saghro: gargantas abruptas y enormes, desfiladeros encajonados,formas rarísimas en las piedras, etc.Pasamos por un cementerio nómada, compuesto por una cuantas piedra pequeñas puestas de pié en el lugar donde estaban enterrados los cuerpos, sin inscripciones.Son gente excepcionalmente pobre y dura, algunos de ellos,sobre todo niños,salian a nuestro encuentro para vendernos su artesanía. Pasamos por Assaka Ouit Ouzine,aldea bonita donde las hubiere,en un oasis pequeñito,y después, al internarnos en un grandioso cañón, comimos. Al atardecer llegamos a nuestro destino, no sin antes comprarle un fósil a unas niñas nómadas que encontramos a la entrada de la aldea.

SaghroGite de etape,cena a base de sopa y tajine de verduras,postre y un par de rondas de té, seguidas de la diaria reunion para cantar y tocar “instrumentos”, esta vez con la aparicion estelar de nuestro genial cocinero caracterizado como el dueño de la casa con intenciones de echarnos de allí, fue total. Al llegar al cuarto día fue donde encontramos las famosas formaciones espectaculares de roca por las que el jebel saghro es conocido: Bab n,Ali, Igli, la cabeza de camello, meseta del Tagourt, ect    Para colmo, al abandonar Bab,n Ali fuimos invitados por una familia nómada a tomar el té en su jaima.Tenian una niña pequeña con resfriado y nos pidieron medicinas,asi que, por medio de nuestro guía,Abdo,les dimos lo unico que podria tomar la pequeña:Aspirina C dividida en muchas partes y tomandola cada ocho horas.

    

Las mujeres nomadas se lo pasaron en grande riendose de los cortes de pelo,los colores y los piercings de nuestras compañeras del grupo. E Ibrahim,un niño de unos ocho años  siempre sonriente, tambien disfruto con un par de juguetitos que le dieron Luisa y Nacho. Abdo aprovecho para preparar el almuerzo junto con Mohamed, el mulero, quien se habia venido con nosotros con la comida en una mochila mientras que las mulas iban por otro camino más rápido, para esperarnos en el oasis. Cuando finalizamos el segundo té, antes de despedirnos, nos hicimos una foto juntos  que os he mandado. Le agradecimos el té al cabeza de familia y continuamos nuestro camino hacia el lugar donde ibamos a pasar la noche , esta vez en tiendas arabes: el oasis de Hanedour.

oasis SaghroLlegamos a la caida del sol esta vez tambien (los dos ultimos dias habiamos estado andando unas ocho horas), y fuimos recibidos por nuestro cocinero Locein con saltos y bromas,como si llevaramos sin verlo mucho tiempo. Dormimos los ocho en la misma tiéndame esta noche batimos el record de cachondeo nocturno con Abdo y Locein.    El quinto día fue el más corto, ya que solo andamos un par de horas,y en cruce de caminos, a las puertas de N,kob,cambiamos los mulos por una furgoneta mercedes para,tras despedirnos de nuestro cocinero favorito y de Mohamed y Lhacen,los dos muleros,partir hacia la kasbah por una pista forestal que cruza el jebel saghro a traves del puerto de Tizi Tazazert, donde nos llovió, nevó, granizó y no pudimos disfrutar del paisaje porque solo veiamos unos metros a los lados del camino.

   

A la llegada a la Kasbah, bienvenida de Mohamed y su familia, ducha de rigor, té y cena junto con nuestro guía, que se quedó con nosotros para la fiesta que se celebró. Bongos, canciones,  nuestros carraspeos y desafinos que no pudieron competir con nuestros anfitriones. Después, un par de días de relax en la kasbah (con más fiesta nocturna), y el sábado 5 camino de Ouazarzate en autobús para salir el domingo 6 en avión destino Madrid. Nos dio mucha pena separarnos de nuestros nuevos amigos, así que hemos quedado en que el año que viene volvemos a vernos allí. Esperemos que así sea. Bueno, esto ha sido el diario de una semana alucinante en Marruecos gracias al personal de la Kasbah itran a Angel, nuestro enlace con ellos en España.   Un saludo a todo el mundo:Jesus ,Raquel ,Ramon, Javi ,Luisa, Nacho, Maripaz y Javi Gomez.